Seguidores

martes, 28 de septiembre de 2010

Identidad

Caminando por la Colonia Tabacalera, D.F.; junto al Maestro Alberto Hijar, me detuve frente al Monumento a la Revolución (terminado en 1938). Me llamó la atención el grupo escultórico que se encuentra coronando las cuatro columnas de la construcción.
Habíamos advertido una bellísima conexión entre las esculturas de Oliverio Martinez y la poderosa imagen de Ricardo Carpani. Piedra y pasión por lo nuestro, por nuestra lucha, por vivir en América. No existen las casualidades.







2 comentarios:

@catriel dijo...

Me gustó como lo escribiste.

Anónimo dijo...

si, es igual.
no existen las casualidades.
estas igual!!!!